BROWNIES

Si el amor pudiera materializarse, se volvería un brownie, ya que siento que es la mejor manera de representarse. Su sabor es una sinfonía en la boca, con una sensación de calidez, su textura te hace querer descifrarlo y a la vez disfrutarlo, y es el claro ejemplo de que los pequeños detalles hacen la diferencia.
La frialdad del helado asemeja un beso de invierno, lo crujiente de las nueces recuerda los secretos que encierra un abrazo, y el jarabe de chocolate los dulces momentos que se viven junto a aquellos que amamos.

INGREDIENTES

- 1 taza de harina

- 2 tazas de azúcar

- 1 pizca de sal

- 180g de mantequilla

- 1/2 taza de cocoa 

- 4 huevos

- 1/2 cucharada de polvo para hornear

- 1 cucharada de vainilla líquida

- Helado de vainilla

- Jarabe de chocolate 

- Nueces troceadas  

 PRODUCTOS CHEFMAN® UTILIZADOS

- Batidora de Inmersión + Espiralizador Chefman®

- Freidora de Aire + Horno Chefman®

PREPARACIÓN

Precalienta la Freidora de Aire + Horno Chefman® a 175°C o 345ºF.

Bate en la Batidora de Inmersión + Espiralizador Chefman® la mantequilla con el azúcar. Recuerda que la mantequilla debe estar derretida. Si la derrites en microondas, hazlo en intervalos de 30 segundos y revuelve. Agrega los huevos.

Cierne la harina, cocoa, la sal y polvo para hornear uno por uno sin dejar de batir. 

Cuando estén incorporados todos los ingredientes, agregar las nueces y la vainilla.

Engrasa un molde para hornear con mantequilla y vierte la mezcla.

Hornea en la Freidora de Aire + Horno Chefman®  a 175°C por 40 minutos.

Desmolda, deja enfriar por unos minutos y corta en cuadros.

Sirve varias rebanadas cortadas y decora con helado de vainilla y jarabe de chocolate.

Si los sentimiento se materializaran, que dicha que siempre fuese en alimentos, así podríamos morder alegrías y bebernos rápido la tristeza. Sin importar qué emociones te provoque cada mordida, recordemos siempre disfrutarla.


Publicación más antigua Publicación más reciente